Futura Schools Blog

¿Sabes cuál es la importancia de un buen desayuno antes de ir al colegio?

El niño que va desayunado al colegio rinde más, tiene más concentración, más memoria y está más alerta. No por nada desde pequeños escuchamos que el desayuno es la comida más importante del día. Es cierto, al momento de despertarnos es cuando nuestro cuerpo necesita más los nutrientes de la comida para funcionar sin inconvenientes después de haber estado tantas horas en reposo.

La edad escolar es clave para alimentar correctamente al niño, no hacerlo condiciona su desarrollo físico y mental. Saltarse el desayuno afectará su salud de forma negativa, se sentirá mareado, débil y tendrá dificultad de concentrarse a causa del hambre. Al llegar al colegio comprará algo para llenar el vacío del desayuno y probablemente será comida chatarra.

Por otro lado, darle un desayuno equilibrado todas las mañanas a nuestros hijos contribuye a un reparto armónico de las calorías a lo largo del día y proporciona los nutrientes esenciales para un niño en etapa de aprendizaje.

foto 1

Los principales problemas de no tomar desayuno:

Disminución en el azúcar de la sangre

Sueño excesivo

Dolor de cabeza

Falta de energía y disposición

¿Qué debo darle a mi hijo para desayunar?

En relación al desayuno hay solo dos cuestiones a tomar en cuenta: la variedad y las porciones. En primer lugar, un desayuno debe ser variado y equilibrado. Es decir, combinar durante la semana la mayor cantidad de frutas, panes integrales, cereales, yogures y jugos. En segundo lugar, hay que tener cuidado con las porciones. Por ejemplo, un jugo de naranja al que la mamá le pone azúcar extra es perjudicial. Las frutas ya tienen azúcares naturales y endulzarlas más no mejora sus propiedades vitamínicas. Lo mismo ocurre con la mantequilla o la mermelada. Lo recomendado es colocar solo una capa fina en el pan.

Una gran idea para un desayuno rápido y nutritivo es el yogur con cereal. Sin embargo, hay que evitar los productos envasados y procesados. Si se opta por esta alternativa es mejor comprar cereales integrales y yogures naturales.

¿Un niño que no quiere desayunar?

Este es un problema que muchos papás y mamás tienen. En este caso hay que recordarle al niño la importancia del desayuno. Un último recurso es enviarle el desayuno en la lonchera. Sin embargo, es mejor acostumbrar a los menores a desayunar tranquilos en casa. Así, el cuerpo puede absorber los alimentos de manera óptima.  

Comentarios

Comentarios

Categories:   Consejos

Comments

Sorry, comments are closed for this item.