Futura Schools Blog

Cómo motivar la alimentación saludable de nuestros hijos

La alimentación saludable de nuestros hijos es una batalla que nosotros, como padres, libramos día a día. A veces, no encontramos la forma correcta de hacer que coman “de todo”, o involuntariamente los malacostumbramos en sus hábitos de alimentación. Pero no te preocupes, todo ello tiene una solución y la podrás descubrir a continuación.

  • Desayuno: La comida más importante del día

shutterstock_174655256

¿Por qué es la comida más importante del día? Porque brinda a nuestros pequeños los nutrientes y energías que necesitarán para tener un buen día en la escuela. Aquí no tendrás problemas en hacer que se alimenten, ya que existen una gran cantidad de alimentos que les pueden gustar. Algunos ejemplos son una dieta rica en lácteos, cereales, frutas y jugos naturales,como jugo de naranja o algún batido de otra fruta (ojo: los jugos envasados en caja no se consideran naturales, al contrario tienen un alto nivel de azúcar y demás químicos perjudiciales para la salud). Por otro lado, también se puede acompañar con pan o galletas, combinadas con mermelada, mantequilla, miel, etc, pero sólo ocasionalmente. Recuerda ser lo más creativo posible al servir sus alimentos. Puedes jugar haciendo caritas con la comida, creando divertidas figuras, etc.

  • Recuerda que tú eres el ejemplo

shutterstock_121428730

¿Alguna vez escuchaste que los niños repiten todo lo queven? Pues te contamos que es cierto. Seguramente en algún momento has llegado a casa y comido frente al televisor, o tal vez en algún otro lugar que no sea la mesa. Este es un craso error porque los niños al ver este tipo de acción pierden el interés de comer y su vez, la conversación familiar, la cual es muy importante en su día a día porque así podrás ganar su confianza y la oportunidad de aconsejarlo. Corrige esta mala costumbre creando horas para comer y apagando cualquier tipo de distracción. Recuerda que toda la familia debe respetar la hora, para que así todos interactúen en el almuerzo o cena familiar.

  • ¡Llévalo de compras!

shutterstock_167446250

Al hacer esto, el niño puede elegir sus propios alimentos (recuerda que deben ser saludables) y tendrá más motivación cuando se los sirvas en el desayuno o el almuerzo. Sentirá que él es parte integral del proceso, y será menos reacio a comer ya que lo involucramos desde un inicio.

  • ¡El postre no es una recompensa!

mazamorra-morada

Posiblemente este sea el error que la mayoría de padres cometemos. Debes saber que si acostumbras a tu hijo a pensar que el postre es una recompensa, él empezará a creer que es la mejor comida y su deseo por cosas dulce incrementará. Lo que se puede hacer en estos casos es tomar uno o dos días de la semana y convertirlo en “noche de postre”. Luego, reemplazas los demás días de la semana por fruta, yogurt o alguna opción saludable.

Anímate a tomar las riendas en la alimentación de tu hijo. Los beneficios se harán notar de inmediato y las buenas costumbres se mantendrán a largo plazo.

Categories:   Consejos

Comments